Maridaje vino blanco D.O. Rías Baixas

vino rias baixas

Maridaje Vino Rías baixas

El vino con Denominación de Origen Rías Baixas es una de las cinco D.O. existentes en Galicia y la de mayor producción. Hoy os vamos a hablar de su vino blanco. Se trata de un vino seco, de aromas punzantes, florales e intensamente afrutados, con un retrogusto muy fino y prolongado, tal y como lo define su propia D.O.

Con respecto a las cualidades de los vinos de esta denominación, a pesar de considerarse como “blancos sin crianza”, las bodegas cada vez más, apuestan por guardar las añadas con gran éxito. Su acidez les da longevidad. Por ello, estos vinos tienen un potencial enorme y así se puede comprobar en las elaboraciones sobre lías o en los vinos de añadas anteriores.

Existen varias subzonas, en las que se divide la producción: Valle de Salnés, Condado de Tea, El Rosal, Sotomayor y Ribera del Ulla, los paladares más cultivados sabrán bien sus diferencias, pues por los microclimas de cada una de estas zonas otorga un sabor particular a cada una de ellas. Hemos de decir que las tres primeras ofrecen, bajo nuestra modesta opinión, los mejores y más refinados caldos.

Los vinos de “O Rosal” y “Condado do Tea” están personalizados por llevar en su composición las variedades “Loureira” y “Treixadura”, respectivamente. Son vinos de intensos aromas y ligera acidez, plenos en boca, agradables y muy atractivos.

Las principales variedades con las que se elabora elvino Rías Baixas son Albariño, Treixadura, Loureira y Caiño blanco, estando también autorizadas las variedades Godello y Torrontés. Sin embargo, el carácter de este vino quizá venga marcado por su uva Albariño.

Pocos son los vinos que nos podemos encontrar monovarietales pero de ellos los de uva albariño son los de más éxito. Estos monovarietales presentan un color amarillo-pajizo, brillante, con irisaciones doradas y verdes. En nariz poseen aromas florales y frutales finos y distinguidos, que impresionan agradablemente, de intensidad media y potente duración medio-larga. En boca son frescos y suaves, con suficiente cuerpo y grado alcohólico, acidez equilibrada, armoniosos y de amplios matices. Su retrogusto es placentero, elegante y completo.

Los vinos D.O. Rías Baixas son vinos muy versátiles, por su equilibrada acidez y sus aromas afrutados, permitiendo la posibilidad de realizar un gran número de maridajes de todo tipo. Maridar es el arte de acompañar alimentos y bebidas, y es aquí donde los vinos de Rías Baixas demuestran, entre otras virtudes, su capacidad para acompañar el eterno abanico gastronómico. Pueden ser degustados, si se desea, a temperaturas ligeramente más elevadas que otros blancos (entre 8-10º C) gracias a su armoniosa complejidad aromática. Los sumilleres más expertos recomiendan una temperatura de cata algo más alta, entre los 12 y los 14 grados, ya que al estar algo atemperado, resulta más fácil detectar sus cualidades.

Este maridaje puede extenderse a la gran gama de pescados, mariscos y moluscos de las rías gallegas, que por su extremada frescura y calidad, requiere de muy poca intervención culinaria. De hecho, sin ningún tipo de cocción, estos vinos pueden ser el complemento ideal para sushi o cualquier marisco crudo o con un solo golpe de vapor, percebes, erizos de mar, algas, etc.

Los vinos de la D.O. Rías Baixas resultan ideales para el tapeo, ya que acompañan a la perfección una gran variedad de aperitivos, todo tipo de conservas marinas, salazones, frituras, pinchos variados… y sorprenden por ser de los pocos vinos que maridan con platos subidos de vinagre como son los encurtidos o los escabeches.

Por excelencia, los vinos Rías Baixas resultan el acompañamiento ideal para una mesa con buenos productos del mar, de gran calidad. Aunque no podemos pretender que este vino sea idóneo para carnes rojas, si nos atrevemos a decir que no liga nada mal con carnes blancas, tanto rebozadas como a la plancha. Es también un vino sorprendentemente bueno con muchos quesos, en especial con los cremosos: Tetilla, quesos frescos, Camembert…., así como los elaborados a partir de leche de cabra y oveja de media curación. Hay que tener cuidado con los quesos azules, especialmente los muy fuertes, cuyos sabores dominan sobre los del vino.

Son los vinos que mejor acompañan al Sashimi y al Sushi, entre otros platos de arroz, como son los arroces a banda, el arroz negro, la paella mixta, los caldosos de verduras, etc. Respetan como pocos los platos de todo tipo de pastas acompañados de salsas especiadas y muy aromáticas.

Debido a la fuerte irrupción de la comida asiática y sus múltiples fusiones, los mejores sumilleres están optando por los vinos de esta denominación para combinar sus mejores materias primas, pues su grado de acidez les da un plus de armonía y unión a sus platos. Uno de nuestros platos preferidos es la combinación de Sushi o tartar de atún,  con una botella D.O. Rías Baixas.

Algunos recomiendan que a este vino se le deje llegar hasta el postre, aunque el exceso de dulzor puede exagerar la acidez del vino, como vimos en el artículo anterior de nuestro Blog, Como elegir un vino correctamente. Nosotros en este caso te recomendamos un espumoso de albariño, de la misma D.O. Rías Baixas que combina mucho mejor con cualquier dulce. Es más, rivalizan con las mejores burbujas francesas, ya que están consiguiendo unos vinos espumosos de altísima calidad en la D.O. Rías Baixas.

Por último, podemos resumir diciendo que los diferentes maridajes que hemos citado aquí son simplemente consejos, y que al final, beber y disfrutar lo que más nos guste en compañía de nuestros amigos debe ser lo que impere. Cada uno tiene unos gustos y preferencias personales. Si quieres compartir tu experiencia añádela al blog y dinos cúal es tu Rías Baixas preferido.

, ,

Todavía no hay comentarios.

Deja un comentario